El valor del “Tech Partner” para los emprendedores

Estándar

Cuando hablamos de emprendedores en el ámbito tecnológico  la primera imagen que tenemos en mente son grandes figuras como Steve Jobs (Apple), Bill Gates (Microsoft), Mark Zuckerberg (Facebook) o Sergey Brin y Larry Page ( Google) , personas que tuvieron una idea y montaron su empresa empezando desde abajo e innovando ellos mismos los productos que luego les convirtieron en lo que son hoy en dia. Pero no todos los emprendedores poseen la formación técnica para llevar a cabo sus ideas, y es ahi donde entran en juego los “Tech Partner”.

Un “Tech Partner” no es solo una consultora que realiza un proyecto según las especificaciones del cliente, un “Tech Partner” debe, a la vez, impulsar y mejorar la idea de negocio inicial del emprendedor, aportando sus conocimientos técnicos y experiencias con sus propios clientes (lo que se llama el know-how), ya que, a distintas situaciones que un emprendedor se puede encontrar, el “Tech Partner”  ya habrá pasado por ellas y podrá solucionarlas de manera rápida.

Es por esto que un emprendedor debe preocuparse además de por la idea de negocio, de conseguir un “Tech Partner” que pueda aportarle este valor añadido a su proyecto y se involucre en conseguir éxito del mismo. Existe mucha información sobre conseguir financiación para proyectos, “business angels”, subvenciones, como hacer un buen plan de negocio, etc, pero una vez que tienes la financiación ¿que?.

Una consultora tradicional realizara el proyecto y el mantenimiento del mismo según las especificaciones del cliente, ni mas, ni menos, y este comportamiento es normal en proyectos para empresas ya consolidadas. Pero un emprendedor no necesita eso, necesita un compañero de viaje que le ayude a solventar las dificultades y le inspire para sacarle el mayor partido a la idea inicial. No decimos que no haya planes de desarrollo y se cobre por el trabajo realizado, pero hay distintas formas de hacerlo, la tradicional y el “Tech Partner”.

Para el “Tech Partner” tambien es mas interesante este modo de trabajo, ya que seguir un proyecto sin poder aportar tus propias ideas al mismo es muy frustante para el que lo realiza, cuantos programadores brillantes han sucumbido ante proyectos demasiado “cerrados”. Sin embargo un emprendedor debe estar dispuesto a considerar cambios y añadir funcionalidades si provienen de personas y entornos con experiencia en negocios tecnológicos y un gran bagaje técnico.

Ese trabajo en equipo entre idea y ejecución es la mejor semilla para conseguir el éxito desde una nueva idea y hay que darle el valor que necesita.

¿Crees que existe esta diferencia entre una consultora y un “Tech Partner”? Deja tu opinión en los comentarios.